Se activa el Programa de Control de Hielo y Nieve en los aeropuertos patagónicos

En la mañana del jueves 30 de julio, tuvo lugar una conferencia de prensa del CEO de JetSMART, Estuardo Ortiz, en la cual hizo un diagnóstico de la situación de la compañía y los planes para reiniciar sus planes en Argentina.

«A partir de mediados de marzo sentimos un impacto casi inmediato del COVID-19, con una caída del 90% en las ventas, en línea con lo que sucedió con la región y el mundo», comentó el directivo, detallando que actualmente en Chile están operando a un 35% de la programación regular en el segmento doméstico, lo que representa un 15% o 20% del mercado total desde ese país.

Ortiz puso como ejemplo al vecino país de que con protocolos estrictos se puede volar y de manera segura, aunque subrayó que la recuperación post COVID-19 no va a ser rápida. En lo que respecta al mercado argentino, el directivo manifestó que hacia fin de año esperan estar operando al 40-50% de su capacidad normal, y que la recuperación será mayor en el sector doméstico.

A fines de 2021 llegarán al 80%, mientras que recién en 2022 operarán al 100%. Las dos primeras rutas en reiniciar sus vuelos regulares serán Salta y Córdoba desde Buenos Aires, a partir del 1 de septiembre. El 2 le seguirá Mendoza, y el 3, Puerto Iguazú y Bariloche. El 15 del mismo mes será el turno de Tucumán.

En noviembre volverán a volar entre Buenos Aires y Ushuaia. Recién en noviembre empezarán a operar vuelos interprovinciales, siendo Salta – Neuquén la primera. El 1 de diciembre reinaugurarán Salta – Iguazú, el 2, Bariloche – Mendoza, y el 3, Bariloche – Córdoba. JetSMART mantendrá su flota de 4 Airbus A320 por el momento, y la llegada de una quinta dependerá de cómo avance la recuperación.

A nivel regional su plan de crecimiento de flota, aunque se mantendrá en cantidad (tienen casi 100 aeronaves pendientes de entrega), estiman que se diferirá en 24 meses.